Esta es la primera vez que nos aventuramos a realizar trabajos en Valladolid, y ciertamente no pudimos tener mejor pareja. Una pareja muy linda con muchísima ilusión y cariño que trasmitían un sin fin de emociones.

A veces, resulta muy difícil ponerse tras la cámara y ser uno mismo sin sentir vergüenza, y sin embargo, con Julio y Maria fue todo muy sencillo porque no había nada que ocultar, sino mas bien al contrario, mucho por lo que soñar y disfrutar, simplemente de ellos mismos, y eso se nota.

Gracias pareja, por todo,

En breve todos disfrutaremos como nunca con vuestra Boda,




























































Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.