Las personas a veces no llegan a tu vida por simple casualidad, en ocasiones las personas somos un entrelazado de circunstancias que nos tropezamos en diversos momentos de nuestra vida por alguna razón, y eso fue precisamente lo que me ocurrió con Leticia y Juan Ra, ellos saben de lo que hablo y fue una alegría enorme ser la persona responsable de retratar su gran día, siendo especialmente quienes son y cómo nuestras vidas se cruzaron en el pasado…
Además empatizar con ellos fue para mí demasiado fácil por una única razón, cuando me encuentro con parejas que organizan y celebran su Boda con niños pequeños que son el sentido de sus vidas, al ser madre me siento tan identificada con ellos que siento cada gesto y cada pequeño detalle con otros ojos, con ojos de madre fotógrafa, donde el Amor pareja es sinónimo del AMOR con mayúsculas que todo lo puede, porque una pareja en verdad puede con todo y el Mundo se hace totalmente suyo cuando una extensión de ellos mismos está a su lado… Su Boda fue muy emotiva por esta razón y por muchas otras, que ellos se guardan para sí, pero hasta mi cámara lloraba de emoción al comprobar, una vez más, que la Felicidad es posible.

Gracias chicos, por todo!!
Nos volveremos a ver, estoy segura,
Un abrazo!!
Eva Márquez































































































































































Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.